Cenizas de la Guerra – Opinión ADN

Compartir esta publicación

“En 1919 de las cenizas de la guerra, nació la visión de un mundo donde trabajadores, empleadores y gobiernos juntos, podrían construir un mundo de paz universal. Basado en la justicia social, donde el trabajo no es una mercancía, donde la libertad de expresión y libertad de asociación son esenciales para el crecimiento sostenido y donde la pobreza representa un peligro para la prosperidad en todas partes.
La OIT 100 años impulsando la justicia social y promoviendo el trabajo decente. «Es por eso que desde la OIT nos comprometemos a seguir apoyando al Valle Del Cauca promoviendo el diálogo social, el cumplimiento de los derechos fundamentales del trabajador, la mejora a la protección social, así como la no discriminación y la equidad de género”.
¿Qué ideología tienen estos postulados?
Los Diputados de la Asamblea del Valle del Cauca han dado un ejemplo que, debería seguir el país.
Todos sus integrantes sin excepción votaron la ordenanza donde estos derechos se convierten en política pública. No importa quién gobierne, esto es de estricto cumplimiento para las partes: trabajadores representados en sindicatos, empresas donde la figura de la Andi como gremio, estuvo presente, es decir, hubo socialización con todas las partes involucradas, resultado: acuerdo fundamental refrendado por todos.
No dejemos que estas cenizas se las lleve el viento; prendamos esta “hoguera” en Colombia, como una minga donde todos ponemos y ganamos todos.
Los elementos necesarios para que esta “fogata” nos dé los mejores resultados, los tenemos: empresas, mujeres y hombres preparados para desempeñar las profesiones y oficios que se requieren. Las coordenadas están, emprendamos vuelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: