O Cambiamos o nos Cambian – Columna Opinión ADN

Compartir esta publicación

Frase lapidaria de un político; ni han cambiado, ni muchos menos los hemos cambiado. Y qué tal estas: “palabra que no miento” “lo puedo escribir en mármol” “yo no soy de componendas” “en mi gobierno se acabará la pobreza” “voy a combatir la corrupción” “reescribiremos la historia” “habrá educación para todos” “no más paseos de la muerte” “Lo que diga la constitución” “todo fue a mis espaldas” “Habrá una urna de cristal para contratar” “Yo soy el cambio” «En nuestro gobierno caben todos” “empieza la nueva era” “construiré colegios” “tenemos que reducir la corrupción a sus justas proporciones” “lo que queda claro es que los acuerdos con grandes jefes políticos son acuerdos, pero con personas humildes como yo son corrupción” “ok, y hay que arreglar la cosa con estos periodistas para que esto quede miti-miti” “cómo pretenden que dignidades de un estado, como un presidente, un vicepresidente o un magistrado, viajen como zarrapastrosos” “no hay que confundir moral con política” “no me están deteniendo, Estoy siendo secuestrada por orden de lo que aquí llaman Corte Suprema de Justicia” “no hay que confundir moral con política” “los ministros no tienen por qué saber cómo funcionan los ministerios” “no quiero que futuras generaciones piensen que me aferré al poder” “he querido dar subsidios y ayudas a los que lo necesiten” “el sistema de salud de Colombia está supremamente bien, no solo (comparado) con América Latina, inclusive estamos cerca de Canadá” “no coloco a fulano porque no lo conozco, ni a zutano porque lo conozco mucho” “bienvenidos al futuro”. Señores candidatos: por favor no más de esto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: